viernes, 6 de mayo de 2011

Mil disculpas

El orden de las dos entradas precedentes está invertido, perdón.

4 comentarios:

Fernando Terreno dijo...

Invertido o no, estuvimos allí a través de tus fotos.
El halconcito o aguilucho o lo que sea, es una presiosura.
Y que maníaco el coso ese que s e dedicó a retorcer a los arbolitos desde su tierna infancia...
Gracias Juan,
Un abrazo.

Nota: No entendí la de los molinos esos.

El Santi dijo...

El orden de las fotos no altera a Playa Pascual.
Los molinos están borrosos, explicale a Fernando lo de la energía eólica, que como es ingeniero, no va a entender nada...

juan pascualero dijo...

Fernando: Me causa gracia que sigamos llamando molinos a todo aquello que tenga aspas y gire aunque no muela nada.
Santi: Los molinos están a más de 9 km.(Punta del Tigre) y tuve que usar 25X de zoom.
Gracias a ambos por comentar, un abrazo.

Fernando Terreno dijo...

¡Ya entendí! Tarde, pero seguro. Mirá, ya les veo todas las aspas y hasta les escucho el ruido al girar.
Muy cierto eso de que les llamamos molinos por el pasado moliendo cereales. ¡Don Quijote andaría más perdido que yo!