lunes, 2 de mayo de 2011

Sonidos

Cuando los ruidos que provienen del exterior me angustian, como este viento implacable que no quiere parar, utilizo un sistema de escape infalible; distraigo mis oídos con el recuerdo de los sonidos que más me han gustado. Ese “más me han gustado” sonó muy debil con respecto a la sensación tan poderosa que me han producido.
Aunque ahora me parezca mentira hay en mi memoria rugidos de leones y motores de moto acelerados inclementemente. Pero también está la lluvia golpeando el techo de zinc de mi casa paterna...
Pues bien, de todos y enfrentándolos sin la menor consideración, ganan por lejos los sonidos (es un sustantivo muy pobre en este caso) de la voz femenina.
Declaro en este momento mi admiración, respeto y adoración por las siguientes voces: MINA (“Brava” de Bruno Canfora), ILEANA COTRUBAS (La Traviata de Verdi), ANNA MOFFO (“Vocalise” de Rachmaninoff), AMALIA DE LA VEGA (“El Paraná en una zamba”de Dávalos y Ramirez) y un largo etc. que incluye a María Bethania, Amelita Baltar, Elis Regina, Maysa Matarazzo y a veces la voz de Graciela, mi mujer.

7 comentarios:

andal13 dijo...

Qué belleza de homenaje.

El Santi dijo...

Sí señor, apoyo las palabras del compañero y me gustan casi todas sus cantoras, aunque yo le agregaría a la orientala Laura Canoura (Detrás del miedo)

Lo que me pregunto es por qué la voz de Graciela sólo "a veces"

yiyoalaniz dijo...

Me ha pasado muchísimas veces sentir profunda emoción con algunas voces de cantantes, por lo cual creo interpretar plenamente lo que dice Juanito. Me permito agregar a Carol Carpenter, Gal Costa, y Sarah Brightman.

Fernando Terreno dijo...

¡Qué guacho que podés recordar los sonidos! Debe ser cosa de músicos.
Reconozco que "la voz" (esa que nos conmueve) tiene algo muy corporal, para mí (por eso me sorprende tu capacidad de abstracción); pero tengo que escucharla, no la puedo evocar así como así.
Y aunque no conozco a todas tus "en-cantadoras", ya mismo voy a poner a Doña Amalia en "El paraná..."

juan pascualero dijo...

Andrea: Es un homenaje muy pobre para un tesoro que es parte de la naturaleza y parte del intelecto humano que la domina y modela. Y también de quien escucha que en su percepción crea asimismo la obra (que a veces no es la misma pero no importa).
Santi: De acuerdo con agregar a la Laura. Lo que te preguntás respondételo vos. ¡Estás de vivo!
Yiyo: suscribo a tus elegidas, en especial a Gal.
Fernando: Es que sos muy joven. Esa abstracción viene con los años (sospecho que está ligada a la pérdida de otros sentidos)

FLACA dijo...

Qué lindo esto que contás. Cuánto puede una voz, simplemente eso, el sonido de una voz que roba el alma, capaz de hasta abstraernos del miedo...
También me gustó que no dejarás afuera de la nómina de las grandiosas a Graciela "a veces", es decir, en se ve que ocasiones especiales. Un abrazo.

andal13 dijo...

Y claro, cuando la Graciela le pide que corte el pasto y que los yuyos ya están llegando a la azotea, el Juan se hace el sordo...